ChubutLine.com "Periodismo Independiente" - Noticias, política y un análisis de la realidad diferente - directora@chubutline.com - redaccion@chubutline.com



17 mayo, 2022

Rebusque criollo: argentinos cruzan a comprar neumáticos en Uruguay a mitad de precio

CON VIAJE Y VIÁTICOS INCLUÍDOS CUESTAN LA MITAD DE PRECIO

Entre la falta de stock y los altos precios, es más barato ir al país vecino en un día y volver con las cuatro ruedas nuevas que comprarlos en Argentina. Inflación, costos productivos y limitantes a las importaciones complican cada vez mas el mercado nacional.

Rebusque criollo: argentinos cruzan a comprar neumáticos en Uruguay a mitad de precio

La escasez de neumáticos en el mercado local y el alto precio que se puede pagar hasta por las segundas marcas, hizo que los argentinos empiecen a buscar proveedores más económicos, aunque para hacer el negocio haya que cruzar el charco.

La oportunidad empezó a conocerse cuando algunos argentinos que van seguido a Uruguay, averiguaron en ese mercado por los neumáticos para su vehículos.

En principio fue por la falta de oferta en la Argentina, pero luego surgió la gran sorpresa, y fue cuando se descubrió que los mismos modelos y marcas salen la mitad colocados, con alineado y balanceo incluido.

Ahora, son ciento de autos los que cruzan a diario al país vecino a buscar comercios que, contando el combustible y los gastos de peajes, permiten ahorrar en cuatro neumáticos más de la mitad de dinero.

La escasez de neumáticos en el mercado local y el alto precio empuja el mercado de los países vecinos y de los neumáticos usados

 

Precios neumáticos

 

Consultamos en un comercio que se encuentra ubicado en el centro de Fray Bentos, a 270 kilómetros de la Ciudad de Buenos Aires.

Los valores por un neumático para un SUV chico, rodado 17, promedian los u$s179, es decir, $36.000, mientras que en la Argentina la misma marca sale $67.500 promedio. De esta forma, mientras que cambiar 4 neumáticos de un SUV puede salir $144.000 en el país vecino, en Argentina se pagarán 270.000 pesos.

En el caso de un neumático para una camioneta, rodado 18, los valores son de u$s284 promedio, es decir, $57.690; mientras que en Argentina por el mismo modelo se pide entre $150.000 y 180.000 pesos.

Los precios son similares para un SUV mediano, un modelo rodado 18 o 20, los valores van desde u$s263 a u$s300, es decir, entre $53.000 y $60.000, mientras que a nivel local salen en promedio $150.000 cada uno.

En el caso de una pick up o un SUV mediano o grande, de $230.000 por 4 neumáticos en el país vecino, en Argentina saldrán 600.000 pesos.

 

Un rodado 17, promedian los u$s179, es decir, $36.000, mientras que en la Argentina la misma marca sale $67.500 promedio.

 

Marcas y modelos

 

La oferta de neumáticos que se encuentra en Uruguay es variada y hay todo tipo de marca, pero nos concentramos en algunos sin llegar a Michelin, que es la Premium por excelencia.

Para un SUV chico como Volkswagen Nivus, equipado con la Pirelli P7 Cinturatto, el valor es de u$s230 en Fray Bentos, mientras que a nivel local llegan a $66.000. La Bridgestone Turanza para el mismo vehículo es más económica, con un precio de 179 dólares.

Para un SUV mediano como Kia Sorento, equipado con Brigestone rodado 18, la misma marca en versión Dueler h/p Sport europea sale en el país vecino u$s263; una Continental UHP europeo sale u$s320 y la Hankook Kinergy GT H103 u$s230. Este modelo directamente no se encuentra en el país.

 

Gasto de viáticos

 

Muchos se preguntan si es negocio cruzar a cambiar los neumáticos con el costo de nafta o gas oil que eso implica.

Para tener una idea, un auto gasta en promedio 10 litros cada 100 kilómetros. Contemplando que entre la ciudad de Buenos Aires y Fray Bentos hay 276 kilómetros, se necesitarán para ir y volver unos $6.650 de nafta Súper. Si es la Premium, serán unos 8.000 pesos.

A esto se sumarán dos peajes en argentina, que suman entre ida y vuelta $400, más uno para cruzar al país vecino, de $1900 ida y vuelta. En total con nafta, son 8.950 pesos.

Comparado con la diferencia de precio de los neumáticos en la Argentina, todavía sigue siendo un buen negocio.

Además de los precios, en Argentina el problema es el stock de marcas, modelos y cantidades que se están comercializando

Falta de neumáticos

 

Además de los precios, el gran problema en la Argentina es la falta de stock, lo que hace que, con la fórmula precio-calidad distorsionada, el cliente decide la compra sobre la base de lo que se encuentra en los puntos de venta.

Otro tema que preocupa es que la brecha de precio entre los productos nacionales e importados se achica cada vez mas.

Históricamente, la brecha de precios entre los neumáticos según marca y origen era la siguiente: los de origen nacional costaban entre un 30 y 35% menos que los importados de primera marca, en tanto que, los provenientes de China y Corea del Sur – los más accesibles- se posicionaban entre un 40 y hasta un 50 por ciento menos.

Ahora, ante la falta de oferta, la brecha se acortó y las ruedas que siempre se caracterizaron por ser las más económicas están apenas un 15% por debajo de lo que cuesta una importada.

El gobierno intimó a los fabricantes a transarentar precios, pero no libera la importación para poder comprarlos y/o conseguir insumos para producirlos

 

Otro de los tantos problemas nacionales

 

Los neumáticos convirtieron en objetos preciados como consecuencia de la escasez de stock. La falta de productos se agravó en la última parte del año pasado debido a la decisión del Gobierno nacional de restringir las importaciones para retener las divisas. La situación produjo un incremento fenomenal de precios, pero muchos modelos directamente no están disponibles en el mercado.

La mayor dificultad aparece en el negocio de las cubiertas importadas, ya que para su venta se debe esperar un período de tres meses para reponerlo. Trabajadores del rubro concuerdan en la falta de abastecimiento: no ingresa materia prima ni cubiertas de afuera.

Aunque la situación no es muy alentadora y los precios subieron, hay mucha demanda por parte de particulares que quieren poner el auto a punto para trabajar,salir de vacaciones o simplemente mantenerlo en buenas condiciones.

En la Argentina hay tres fábricas de cubiertas: Pirelli, Firestone/Bridgestone y Fate, la que más produce y provee cubriendo más del 20% de la demanda de todo el país. Sin embargo no dan abasto y siempre hay déficit.

A esta situación hay que agregar que las fábricas locales enfrentan inconvenientes para producir debido a que los insumos requeridos para fabricar neumáticos son importados.

Como si fueran pocos inconvenientes, el Gobierno nacional pareciera que todo lo que no funciona, amaga con aplicarle más control en lugar de analizar soluciones consensuadas. Hace quince días nomás avanzó con una fuerte advertencia al sector e intimó a los fabricantes a que «transparenten» costos de producción. Todo un escenario

 

*iP/by G. Fossati/AF/CHL