ChubutLine.com "Periodismo Independiente" - Noticias, política y un análisis de la realidad diferente - directora@chubutline.com - redaccion@chubutline.com



23 noviembre, 2021

Petróleo: ¿Cómo Neuquén sacó del podio productivo a Chubut?

Antes de la pandemia. El declino del convencional y el repunte del shale oil se dio en agosto de 2019.

Por Adriano Calalesina

Petróleo: ¿Cómo Neuquén sacó del podio productivo a Chubut?

Chubut fue siempre una provincia petrolera por excelencia donde el yacimiento más importante de la Argentina, Cerro Dragón, se ha llevado todas las medallas en cuanto a los registros de productividad. Neuquén, en cambio, ha sido siempre una provincia gasífera, con el histórico yacimiento Loma La Lata, desde donde se abastecía a buena parte del país con el fluido.

Pero ese esquema tradicional cambió con la irrupción de Vaca Muerta, con un método no convencional que explica cómo en pocos años la provincia de Neuquén se convirtió en el principal productor de crudo del país, destronando a Chubut. “No fue magia”, como dice la trillada frase política que en el país genera una grieta, sino una forma de producir nunca antes vista, que implica mayor producción inicial con los pozos de rama horizontal en una formación rica que tiene, de acuerdo con el nivel de inversiones, muchos años para “sacarle el jugo”.

Según los datos más finos, Neuquén empezó a cruzar la línea de producción para alcanzar a Chubut en el invierno de 2019, antes de la pandemia, donde ya había una crisis petrolera en el país, agravada después de las elecciones PASO de 2019 donde se impuso un precio interno del barril a 45 dólares, distorsionando todo el mercado.

De acuerdo con los datos de la consultora Regional Investment Consulting (RICSA) para +e, en base a las estadísticas de la Secretaría de Energía de la Nación, la producción petrolera en Chubut tocó el techo en marzo de 2019. En ese momento, la cantidad de barriles de crudo por día (bbl/d )llegó a 152.068. De esa fecha en adelante, la producción cayó al orden de los 140.000 bll/d, y se estabilizó y no repuntó más hasta que llegó el día D, que dejó al mundo casi paralizado con el desplome del precio internacional del Brent (llegó a los 19 dólares y el WTI a valores negativos) a partir de marzo de 2020, donde se respiraba el cierre total en los países por la pandemia del coronavirus.

 

Una torre perforadora en el área Loma Campana, un área emblema del shale oil que opera YPF en Vaca Muerta.

En marzo de ese año, la producción petrolera en Chubut comenzó a venirse en picada. Pasó de 149.221 bbl/d a un fondo de 138.175 bbl en julio de ese año. El piso máximo fue en julio de este año, donde el número que acusó la producción fue de 137.781 bbl/d, una cidra que aún no se puede recuperar en la provincia.

El camino inverso lo hizo el shale neuquino, con sus idas y vueltas y no exenta de conflictos, incluidos gremiales y políticos como los 22 días de corte de los autoconvocados de Salud de Neuquén.

Para ver en qué meses Neuquén pudo dar el salto sobre Chubut hay que remitirse a julio y agosto de 2019. En agosto de ese año, cuando la producción de crudo neuquina trepó a los 154.467 bbl/d y empezó un camino ascendente pero en meseta cada algunos meses.

En septiembre de ese año, la producción dio otro salto, según los registros de RICSA, y llegó a los 213.808 bbl/d, convirtiendo a la provincia en la productora que tiene el podio absoluto y que representa el 40% del crudo que se saca de todas las cuencas del país.

En tanto que la provincia de Chubut representa hoy el 26% de la producción petrolera de Argentina, y el desplome se produjo en el transcurso de dos años y medio.

En tercer lugar se encuentra la provincia de Santa Cruz -que es el flanco sur de la cuenca del Golfo San Jorge y tiene una parte de la cuenca Austral- de donde se extrae el 13% del petróleo del país.

Luego le siguen la provincia de Mendoza, con el 10% de la producción petrolera, y Río Negro, una provincia que aún no tiene un gran desarrollo masivo de hidrocarburos pero que aporta el 5% de la producción de crudo al país. En tanto que La Pampa y Tierra del Fuego y el resto del crudo que está en manos del Estado nacional aportan el 1% de la producción total.

 

 

Algunos argumentos técnicos

 

 

Neuquén alcanzó los 213.808 barriles por día y de ese número a Vaca Muerta se le computan 174.416. El 33% del petróleo argentino viene de la roca de esquisto. La producción total de gas en el país alcanzó los 133.672 millones de metros cúbicos por día y la participación de Vaca Muerta con su shale gas fue de 44,2 millones de metros cúbicos por día. Chubut tenía una producción estable de 150 mil barriles por día, pero después de las medidas de aislamiento bajó hasta 140 mil barriles por día.

Sin contar a Neuquén, en septiembre Chubut fue el único distrito que creció en producción de petróleo, pero apenas un 0,5%.

Si en una época la mayor provincia petrolera era Chubut, ahora es Neuquén. La pelea por el podio comenzó en 2019, pero el contexto de la pandemia provocó que la recuperación más rápida la tuviera el shale oil, mientras que el resto del petróleo convencional sigue en caída.

 

*MASE

Legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.


Comentarios