UNA PRODUCCION DE



La carne aumentó 7,7% en junio y ya hay tres cortes que alcanzan los $1000 17 julio, 2021


La carne aumentó 7,7% en junio y ya hay tres cortes que alcanzan los $1000
COMPARTIR

La carne aumentó 7,7% en junio y ya hay tres cortes que alcanzan los $1000

Lejos del 29% previsto en su momento por el ministro de Economía, la carne vacuna aumentó 90% en el último año y es uno de los motores de la inflación en el rubro alimentos y bebidas.

Los precios de la carne vacuna en las góndolas registraron un incremento promedio de 7,7% en junio en relación a mayo, mostrando al menos hasta el momento la escasa eficacia del cierre de exportaciones para incentivar una baja de los precios en el mercado interno.

Es un dato que más que duplica la inflación general de la economía en mayo (3,3%) y junio (3,2%), en un escenario en el que el promedio de los cortes consumidos en el país aumentaron 90,3% en los últimos doce meses.

Ya hay tres cortes cuyos precios coquetean con los $ 1000 el kilo. Se trata del lomo que se vende en promedio a $ 987,41, mientras que el peceto está en $ 931,19 y la colita de cuadril se ofrece en las heladeras junto a un cartel que dice $ 910,88 promedio.

Además, supera holgadamente la inflación del 29% que el Gobierno incluyó en el Presupuesto 2021 y que el propio ministro de Economía, Martín Guzmán, defendía hasta hace poco a capa y espada.

Es un nivel preocupante hacia adelante porque pone presión a la variación de precios del rubro alimentos y bebidas, uno de los que más incide en el nivel general de la inflación.

La carne vacuna en las góndolas registró una suba promedio de 7,7% en junio, mostrando por ahora la escasa eficacia del cierre de exportaciones para bajar los precios en el mercado interno
Según el relevamiento mensual que realiza el Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA), en junio los precios tuvieron «subas significativas del 8,3% respecto al mes anterior en las carnicerías»; mientras que en los supermercados se hubo aumentos también relevantes, aunque algo menores, en torno al 5,9%.

En contraste, las carnes sustitutas como el pollo o el cerdo registraron incrementos muy por debajo de los cortes vacunos. Por caso, el precio del pollo fresco tuvo un aumento del 3,2% el mes pasado respecto de mayo, mientras que el pechito de cerdo, tomado como referencia de los cortes porcinos, retrocedió 1,8%.

De esta manera, en relación a junio de 2020, es decir en el acumulado del último año, «el pollo incrementó su precio en un 64,8% y el cerdo un 63,7%», más de 25 puntos porcentuales por debajo de la carne vacuna.

 

Los aumentos no paran

 

El ranking de principales subas en junio está liderado por carnaza común, con un salto de 11,9%, seguido por osobuco 11,2% y paleta con 10,5%, tres cortes considerados populares.

También subieron fuerte la picada común (10,4%), el roast beef (9,5%), y se observaron subas del 8,6% en el lomo, la tortuguita y la picada especial, mientras que los cortes clásicos para hacer milanesas, tuvieron avances algo menores, la nalga en torno a 8,4% y la bola de lomo el 7,3%.

Los cortes parrilleros, en tanto, mantienen el ritmo de aumentos más moderados, en parte por el acuerdo logrado por el Gobierno con los frigoríficos para destinar un volumen de esos cortes a precios acomodados para el mercado interno.

Así, el asado de tira aumentó 4,5% en junio pero acumula 101,5% en los últimos doce meses, mientras que el vacío se incrementó 5,8% el mes pasado y 97% desde junio de 2020, la tapa de asado se encareció 6% en junio y 88% anual y el matambre, 5,4% y 90,2% en el año.


Legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.


Comentarios