UNA PRODUCCION DE



Chubut cierra listas, con pocos amigos y muchos vacunados 20 julio, 2021


Chubut cierra listas, con pocos amigos y muchos vacunados
COMPARTIR

Por Juana de Arco*

Faltan cuatro días para el cierre de listas para este turno electoral 2021, que a decir verdad les importa a los que quieren integrarlas más que a los que tienen que elegir. Será porque las elecciones Legislativas son tan poco representativas para el grueso de la ciudadanía –tanto en términos de escuálida identificación, como de magros resultados- que la cosa no puede ser de otra manera que quedar en manos de una minoría ‘politicae’.

Si ya los candidatos a gobernar en territorio se arrogan el derecho de no decir lo que piensan hacer, ni que proponen como gestión, y piden directamente un ‘cheque en blanco’; ni hablar de los legisladores, muchos de los cuáles acceden a una banca en el marco de negociados partidarios donde lo primero que licúan son méritos e ideología. Después, no es de extrañar que a una gran mayoría les agarre el ataque de individualismo extremo con ribetes de próceres congresistas con amnesia colateral sobre el territorio que representan y sus necesidades presentes y futuras, y por cuatro años no se les escuche el tono de voz en el recinto. No es exageración. Ha pasado recurrentemente. Tenemos varios legisladores en la corta historia chubutana que se alzaron con ese mérito de mantener el podio de menos palabras pronunciadas por gestión. Lo que es lo mismo que decir de más apego a la escribanía oficial de momento. No vale al caso traerlos a escarnio público, con sus conciencias políticas basta. Pero que los hay, los hay.

En este marco, no es de extrañar que entusiasme tan poco al público elector un proceso que a sabiendas termina alimentando una extraña fábrica de levantamanos, con una gran puesta en escena sobre pujas casi siempre relativas y mentirosas. No es excesivo el concepto. Basta con analizar el comportamiento de los miembros de la Cámara de Diputados entre 2015 y 2019, y todas las leyes que consiguió el gobierno de Macri para preguntarse ¿Dónde estaba la oposición que hoy lamenta lo sucedido? ¿Y en todo caso, que hizo con cada tema al momento de las votaciones, más allá del siempre mediatizado debate que siempre se lleva la atención en la previa?

Un análisis de Cippec recolectó por ejemplo que hubo 348 votaciones nominales “competitivas” en ese entonces (es decir, donde al menos 2,5% de los miembros se opuso a la posición de la mayoría) realizadas por 366 diputados durante todo el gobierno de Cambiemos, desde el 10 de diciembre de 2015 hasta el 9 de diciembre pasado. Un dato de la ‘dispersión’ peronista que reinó al momento de plantarse donde sí se pueden producir los cambios, que es precisamente en la convalidación o no legislativa.

Pobrísima tarea de la oposición de ese entonces, hoy oficialismo, si se considera que se trató de una asamblea donde Cambiemos no tenía mayoría y donde el bloque del gobierno no era ni siquiera un partido con probada disciplina, sino una coalición de circunstancia, y muchas veces ‘flojita de papeles’ con lo que fue impulsando y refrendando.

Este es sólo un ejemplo cercano del primer tipo que puede ayudar a cada uno a observar un poquito más y reflexionar sobre como el discurso opositor suele ser más efectivo que la práctica. En el fondo, el enjambre de poder se diferencia cada vez menos y se acomoda como pasto seco de acuerdo a como sopla el viento, si de izquierda o derecha.

La estadística muestra que en las PASO no se utiliza el primer turno como oportunidad de selección de candidatos, sino que la gente vota como si fuera una general, y después en la general, vota como si fuera una segunda vuelta. De allí la dificultad de presentar listas de preselección en partidos o alianzas donde no sobra nada y en todo caso se trata de subsanar las internas previamente.

 

Sondeo de candidatos, amigos y vacunados

 

 

Catarsis introductoria saldada, lo que nos ocupa son tres instancias coincidentes que bien se pueden aunar en el análisis político merced a imaginación y observación. Y son la definición de listas partidarias, el día del amigo y la vacunación anti covid. Relatividades entremezcladas e influenciadas entre sí.

La definición de nombres en el PJ viene más conversada que truco de seis. Hoy el FdT tiene por Chubut tres senadores como Mario Pais, Nancy González y Alfredo Luenzo. Y la meta es no perder esos espacios en el Congreso, pero les resultará bastante difícil mantener las tres bancas. Sobre todo con la interna que arrastran. Por lo menos la idea es no acercarse al papalón de 2017 donde se presentaron seis listas en las PASO, que después no traccionaron votos en la General, y sólo lograron un triste tercer puesto.

Hoy por hoy, mientras se encocora Carlos Linares y la línea comodorense avalada por Juan Pablo Luque, los Petroleros, los Camioneros y la ortodoxia peronista del Valle que busca mantener sus bastiones pueblerinos a costa de trueques electorales, todos esperan el ‘dedazo’ del instituto Patria que sería finalmente donde se definiría la terna candidateable. En esa línea el chico Julián Leúnda, asesor de Alberto sería un puntal. Nancy González probablemente otra. Sin embargo, Carlos Linares aparece como el segundo mejor posicionado en las encuestas dentro de ese espacio. ¿La fórmula para el senado será Linares-Nancy González? ¿O se buscará tirar a la parrilla a Flor Papaiani con Linares? No está claro, pero por ahí anda.

El otro que quiere lazarse es Alfredo Luenzo, fiel y leal a Cristina. En fin, hay una multitud de actores con ganas de jugar que de la palabra unidad no conocen ni como se escribe. Por eso, amigos, lo que se dice amigos, pocos y nada entre los ‘compañeros’ provincianos. Vacunados, la mayoría.

Para el PJ Chubut que viene patinando recurrentemente a nivel electoral desde hace más de una década, cada turno en las urnas es más definitorio a nivel partidario. Otro fracaso rotundo sería un certificado de defunción más.

Una cosa sí quedó bastante clara, y fueron los chispazos que otra vez sacaron madrynenses y comodorenses por las rentas petroleras, pesqueras, mineras y otros repartos oficiales. Con la excusa de los extremismos regionalistas, los mellizos Ricardo y Gustavo Sastre tomaron distancia de la ‘unidad’ peronista que se busca y quedarían afuera del armado. El motivo es la presencia de UYO que quiere hacer fuerza en la representativa de Madryn.

Para los conocedores del paño, los madrynenses suelen ser más peligrosos afuera que adentro del sello, por su naturaleza propia y su capacidad para reinventarse desde las alianzas más insólitas. Vale observar por ejemplo como Ricardo iniciado en el Provech, exintendente por el dasnevismo, alcanzó la vicegobernación con el arcionismo e inmediatamente se reafilió al peronismo, del que ahora rechazaría la organicidad que se le reclama en pos de su propia supervivencia con vista a 2023. Gustavo, que rema la gestión municipal día a día surfea un poco más los vínculos, pero finalmente coincide con su mellizo en los movimientos definitorios en el Golfo, que es el bastión fuerte que amasan para labrar el poder provincial soñado.

En esa dupla, tampoco hay amigos, lo que se dice amigos, que valga. Sencillamente porque ‘la hermandad’ es más fuerte. La cuña que meterían en este turno vendría de la mano de Leúnda, que a cambios de apoyo y votos lindos de la ‘Mas Linda’ ya comenzó a bajar en línea directa, obras y promesas nacionales.

Y si de pocos amigos hablamos, el oficialismo representado por el ChuSoTo es el que menos festejo en su haber tiene en el día del amigo. No pudo armar un frente ni con el PICh ni con el PACH. Pese a los mejores candidateables según las mediciones como el ministro de Salud, Fabián Puratich y el de Seguridad, Federico Massoni, difícilmente si alianza podrá llevar a este último como candidato a senador por los enconos históricos con el dasnevismo puro (que resignó por ahora el sello pero no el espíritu) y no se olvida de los allanamientos mediatizados a la Familia.

Además de esos antecedentes las internas y celosías de Palacio ‘Nostro’ siguen a la orden del día. Está claro que en la cofradía atanada de los arcionis, cambareris, grazzinis, arzanis la única amistad válida es la omertá y la causa, y si hay algo que no cierra del candidato que no sería es precisamente el apego a la yuta, (que se puede infiltrar pero no adherir según el manual del buen camorro), un error de cálculo que dejó a Massoni posiblemente sin candidatura.

Eso sí, no tendrá alianza ni tantos amigos por cuestiones de gestión, pero posee plataforma sanitaria para mostrar, y de allí, de los vacunados salta una de las candidaturas mostrables. Como viene la cosa es probable que la fórmula fuerte del ChuSoTo vaya por el lado de Puratich-Abril y otros nombres no tan conocidos que responderán en definitiva a la alianza madre de Arconi-Massa.

El PICH que no se alió con el ChuSoTo fue uno de los que ya definió y a propósito, Massoni no será de la partida. Con lo que todo indicaría que replegará en este turno para seguir construyendo imagen desde el ministerio, y se lanzará a la intendencia de Trelew sin escala en 2023. No tendrá banca, pero la gente ‘lo banca’ merced a la crisis de inseguridad que asola a la ciudad de Maderna. El de Massoni sería uno de los casos sin candidatura, sin amigos pero muy bien vacunado.

Por el lado opositor, la UCR presentó novedades. El diputado Gustavo Menna, por un cúmulo de razones, decidió “bajarse” de la postulación a senador nacional. Intentará repetir como diputado nacional, y la principal candidatura de la UCR será la del intendente de Esquel Sergio Ongarato. Su candidatura tiene “pros” y “contras”. Enfrentarán en la PASO a Ignacio Torres y Ana Clara Romero (PRO), y a Mario Cimadevilla, a los que se sumó el dirigente del FRACH, Orlando Vera.

Finalmente la otra alianza electoral que competirá el 12 de septiembre en las PASO y el 14 de noviembre en las elecciones legislativas, es el Frente de Izquierda, compuesto por el PTS, el PO y el MST. Los referentes de la izquierda, Gloria Sáez del Partido Obrero, Emilse Saavedra del MST y Martín Sáez del PTS serán los principales candidatos del frente en Chubut y aunque parezca difícil la puja con otros sectores más posicionados, el Frente de Izquierda Unidad con el desafío de ser tercera fuerza nacional presentó alianza en 23 provincias del país. Se podría decir que uno de los sectores con más candidaturas definidas, más amigos aliados, y menos vacunados.

En fin, como decía Pitágoras: ¡Oh Legislador! No me des leyes para los pueblos, sino pueblos para las leyes»

 

*Soy Juana de Arco, …amiga de Licurgo y ceniza de tantos


Legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.


Comentarios