ChubutLine.com "Periodismo Independiente" - Noticias, política y un análisis de la realidad diferente - directora@chubutline.com - redaccion@chubutline.com



28 febrero, 2021

Alberto inaugura el 139° periodo de sesiones de manera virtual y sin movilización militante

SÓLO CON LA PRESENCIA DE LA VICEPRESIDENTA Y 127 LEGISLADORES. ECONOMÍA, JUSTICIA Y SALUD, SERÁN LOS EJES DEL DISCURSO

El presidente Alberto Fernández inaugurará este lunes el 139° período de sesiones ordinarias del Congreso de la Nación, en un marco atípico por la pandemia de Covid-19 y en medio de las denuncias por las vacunaciones de privilegio a funcionarios y dirigentes, un tema que sacude al Gobierno y que opacó en gran medida el acto más importante del inicio de año.

Fernández encabezará la segunda apertura del año legislativo desde que asumió como presidente, con un discurso ante un grupo limitado de legisladores debido a las medidas de distanciamiento para evitar la propagación del coronavirus.

Según está previsto, solo 127 legisladores fueron habilitados a participar presencialmente de la Asamblea Legislativa, 100 diputados y 27 senadores, que se distribuirán en las bancas del recinto de la Cámara de Diputados y en la primera bandeja.

Además, concurrirán ministros del Gabinete, mientras que gobernadores, intendentes, sindicalistas y otros invitados especiales que habitualmente asisten participarán esta vez por videoconferencia.

Todos los presentes deberán contar con hisopado negativo, como se viene dando hasta el momento en las sesiones de Diputados. Además, en ambas Cámaras se dispondrá asueto administrativo para los empleados, garantizándose solo las áreas esenciales.

Se había previsto originalmente que estuvieran de manera presencial los cinco integrantes de la Corte Suprema de Justicia, pero finalmente se anunció que también estarán de manera remota.

Para la prensa, en tanto, fueron habilitados los salones de Pasos Perdidos y Delia Parodi, y no se permitirá la circulación por fuera de los sitios permitidos.

 

Movilización desactivada

 

Tras los episodios de violencia por la protesta del 27F en Olivos y las marchas opositoras en la Rosada y el Obelisco, el oficialismo desactivó la movilización de acompañamiento para la apertura de sesiones.
A través de su cuenta de Twitter Alberto Fernández agradeció la organización de la marcha, pero pidió que sigan su discurso de manera remota.

“Agradezco a todas las organizaciones políticas y sociales que han convocado a acompañarme el lunes próximo en ocasión del discurso que daré para dar apertura a las sesiones ordinarias del Congreso Nacional”, señaló este sábado el presidente, para aclarar a continuación: “Con mi sincera gratitud antes que nada, les pido que sigamos dando el ejemplo y que esta vez cada uno siga mi mensaje en forma remota. Desde sus casas o desde sus lugares de trabajo. La pandemia aún nos ataca”, remarcó.

Esa solicitud presidencial se da al cabo de una semana muy complicada para el Gobierno, jaqueado por la evolución del escándalo de las vacunas, y da la sensación con esto de tratar de “curarse en salud”, para evitar críticas por el gran aparataje puesto en marcha para movilizar.

Luego expresó que “mientras el Gobierno Nacional, junto a los gobernadores provinciales, desarrollamos el operativo de vacunación más grande de nuestra historia, debemos extremar los cuidados. Ya habrá tiempo de llenar plazas, reencontrarnos y fundirnos en abrazos”.

 

Cristina presente, y protagonista excluyente

 

Antes del discurso presidencial, la vicepresidenta Cristina Kirchner tendrá a su cargo la apertura de la Asamblea Legislativa, donde se designarán las comitivas de recepción de exterior e interior, para pasar a un cuarto intermedio y finalmente recibir a Fernández.

Según el artículo 99 de la Constitución Nacional, durante la apertura de sesiones el presidente debe dar cuenta “del estado de la Nación” y de “las reformas prometidas por la Constitución”, así como recomendar “las medidas que juzgue necesarias y convenientes”.

Se espera que Fernández haga referencia a las medidas sanitarias y económicas implementadas por el Gobierno para combatir la pandemia, que signó su primer año de gestión, aunque el presidente llega golpeado por la crisis que se abrió con el “vacunatorio VIP”.

 

Más protagonismo discursivo

 

Como dato clave los analistas señalan que la pérdida del tradicional ‘folclore’ peronista y la imposibilidad del ritual basado en la presencialidad política y militante, el discurso será el gran protagonista del evento virtual. Algo que en otras oportunidades queda soslayado por el simbolismo del encuentro.

Se espera que Fernández anuncie los ejes de su gestión para este año con fuerte mensaje vinculado a la recuperación económica esperada y el esfuerzo extra que demanda la pandemia, y aprovechará para dar mensajes de corte político en el marco del año electoral.

 

En su primera apertura de sesiones, el presidente profirió un discurso de una hora y veinte, donde anunció el envío de varios proyectos que fueron convertidos en ley.

Entre ellos se encuentran la despenalización y legalización del aborto, el Programa de los Mil Días, la ratificación del Convenio 190 de la Organización Internacional del Trabajo, la modificación de la Ley de Economía del Conocimiento y la declaración de 24 capitales alternas.

También se aprobaron la creación de un Consejo de Asuntos Relativos a las Islas Malvinas, la demarcación de la Plataforma Continental y nuevas sanciones contra la pesca ilegal.

Por el contrario, otros tres proyectos anunciados por Fernández en esa oportunidad que se encuentran pendientes son la creación del Consejo Económico y Social -el Ejecutivo enviará un proyecto al respecto-, la reforma judicial -trabada en Diputados- y una nueva Ley de Hidrocarburos.

 

*P, NA