UNA PRODUCCION DE



Gracias por los servicios 19 febrero, 2021


Gracias por los servicios
COMPARTIR

El presidente Alberto Fernández le pidió la renuncia a Ginés González García y lo remplazaría Carla Vizzotti.

Fue el jefe de Gabinete de la Nación, Santiago Cafiero, el encargado de comunicarle al ministro de Salud que el mandatario tomó la decisión de apartarlo del cargo.

Con el objetivo de aventar cualquier sospecha sobre el plan de vacunación, el presidente Alberto Fernández le pidió la renuncia al ministro de Salud Ginés González García, luego de que el periodista Horacio Verbitsky contara en declaraciones radiales que accedió a la vacuna gracias a un favor que le hizo el funcionario.

El escándalo tomó por sorpresa al Jefe de Estado quien, tras el lanzamiento del Consejo Económico y Social en el Centro Cultural Kirchner, mantuvo un tenso diálogo con el titular de la cartera sanitaria en donde le pidió explicaciones. Según fuentes de Casa Rosada, la respuesta de González García «no convenció al presidente». Por este motivo, Fernández instruyó al Jefe de Gabinete de

El resto del equipo que integra el Ministerio de Salud continuará en sus cargos. La actual secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, sería la principal candidata a ocupar el cargo vacante.

 

A cara de perro

 

La salida de Ginés González García se desencadenó a partir de las declaraciones que realizó el periodista Horacio Verbitsky en El Destape Radio donde contó que se había vacunado en el Ministerio de Salud de la Nación. La noticia la aprovechó profusamente el diario Página /12 con quien Verbitsky terminó con juicio ganado y misiles de alto calibre hacia la conducción.

“Decidí vacunarme. Me puse a averiguar dónde hacerlo, llamé a mi viejo amigo Ginés González García, a quien conozco de mucho antes que fuera ministro, y me dijo que tenía que ir al Hospital Posadas”, explicó Verbitsky en su columna del Destape radio.

El periodista agregó que cuando estaba dirigiéndose al establecimiento sanitario recibió un mensaje directo del secretario de Ginés González García. «Me dijo que iba a ir un equipo de vacunadores del Posadas al Ministerio y que fuera a darme la vacuna”, agregó.

De acuerdo con el periodista de 79 años, se inmunizó con la Sputnik V este jueves y no tuvo ninguna reacción adversa. Tenía previsto aplicarse la segunda dosis el próximo 12 de marzo.

 

La reacción del CELS

 

Los trabajadores del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), organismo presidido por Verbitsky, repudiaron que el periodista hubiera recibido la vacuna «por fuera del sistema establecido, a través de una cadena de favores y a título personal».

En la entidad explicaron que conocieron la noticia mientras intentaban sacar un turno para las personas mayores de sus familias. Recordaron, además, que son una «organización comprometida con los derechos humanos y con las urgencias de la situación social actual» y que consideran que «las únicas salidas a la pandemia son la responsabilidad colectiva y el compromiso con las etapas del sistema de vacunación a nivel federal».

«Por esto, hemos sostenido en diferentes espacios y ante el Estado la necesidad de que el proceso de vacunación responda a criterios de inclusión social que atiendan en forma prioritaria a los grupos más vulnerables de nuestra población, de acuerdo a factores sanitarios y no discriminatorios», agregaron.

En consecuencia, manifestaron su rechazo «esta o cualquier otra acción o privilegio que vaya en otro sentido».

Los casos de Taiana, Valdés y Solá

Otros nombres que surgieron a raíz de la confesión de Horacio Verbitsky, fueron los del diputado nacional Eduardo Valdés, el senador nacional Jorge Taiana y el canciller Felipe Solá.

Valdés explicó que se aplicó la vacuna contra la Covid-19 porque “sentía la necesidad de inmunizarse por tener 65 años” y ser parte de la comitiva que acompaña al presidente Alberto Fernández a la ciudad de México por la celebración de los 200 años de independencia.

El legislador argumentó que debía estar inmunizado para viajar «al país con mayor tasa de contagio de América Latina». “Ginés me mandó al Ministerio de Salud a que me vacune. Nunca pensé que estaba haciendo algo ilegal”, agregó.

Taiana fue otro de los apuntados. El senador de 70 años también tenía planificado viajar a Mexico junto al Presidente. Por su edad y sus antecedentes, dos bypass, válvula cambiada y diabetes, consideró que era imposible realizar la visita sin haberse aplicado la vacuna. En su entorno, recuerdan que Carlos Tomada, embajador en México, acaba de salir de una internación por coronavirus en la que «la pasó muy mal».

Por su parte, fuentes oficiales del Ministerio de Relaciones Exteriores explicaron que el Canciller se vacunó contra el coronavirus este viernes a la mañana en el Hospital Posadas, en la localidad de El Palomar.

Solá recibió la recomendación de «inmunizarse a la brevedad» por parte del equipo médico de la Cancillería, «debido a los compromisos y prácticas habituales derivadas de su función específica».

En el Palacio San Martín indicaron que realizó los trámites para pedir el turno para vacunarse luego de recibir la indicación médica correspondiente.

 

*ED, P/12, NA


Legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.


Comentarios