UNA PRODUCCION DE



Amores y odios 4 mayo, 2021


Amores y odios
COMPARTIR

La ‘bipolaridad nacional’ se hace llamar a veces ‘grieta’. Una encuesta del Observatorio de la Psicología Social Aplicada (OPSA) de la Facultad de Psicología de la Universidad de Buenos Aires concluyó que Cristina Kirchner y Mauricio Macri «generan sentimientos de profundo e intenso amor y rechazo» en la sociedad argentina.

El estudio, titulado «Polarización afectiva: sentimientos hacia los políticos y la grieta emocional», fue realizado a través de las redes sociales en los grandes conglomerados del país, sobre 3010 casos que fueron consultados entre el 24 y el 28 de abril.

De acuerdo al análisis, con respecto a los sentimientos hacia Cristina Fernández, las respuestas espontáneas muestran una escisión en las percepciones que tienen los ciudadanos hacia los dos políticos más representativos de la llamada “grieta argentina”.

Entre los votantes del Frente de Todos «predominan fuertemente sentimientos positivos de amor, admiración, agradecimiento, respeto y cariño». Mientras que entre los votantes de Juntos por el Cambio «los sentimientos predominantes son negativos: asco, odio, desprecio, rechazo, repudio, repulsión y repugnancia».

Según el documento, la situación se invierte para el caso de Mauricio Macri. La escisión de sentimientos y percepciones, según el voto de 2019, sigue siendo notoria pero inversa al caso de Cristina Fernández de Kirchner.

Entre los votantes del FdT «predominan fuertemente sentimientos negativos de desprecio, odio, asco, rechazo, vergüenza y bronca». Se repite la impronta de pasiones extremas sobre la figura del ex Presidente. Entre los votantes de JxC «los sentimientos predominantes presentan un perfil de menor intensidad en los extremos emocionales: ‘Ni amor ni odio'».

“Parecería que Macri genera menos pasiones que Cristina Kirchner. El vínculo que la gente ha construido sobre su figura combina evaluaciones cognitivas con emocionales y presenta tantas positivas como negativas: decepción-esperanza; respeto-desilusión; admiración-lástima”, explica el texto.

Encuesta sobre una candidatura presidencial

 

Consultados sobre quién sería la mejor opción para presidente de la Argentina en 2023, entre los votantes del FdT, el 79% señala que el mejor candidato se encuentra en el mismo espacio político que votaron en 2019. Un 10% opina que el mejor candidato se encuentra en el espacio opositor y un 11% preferiría “otro”.

Entre los votantes de JxC, el 87% opina que el mejor candidato se encuentra en el propio espacio político. Un 6% prefiere a José Luis Espert y un 7% se inclina por “otro”. En la evaluación de gestión del gobierno de Alberto Fernández también se observa con claridad el sistema de creencias absolutamente antagónico entre los ciudadanos que han votado al FdT y el resto de la población. § El contraste mayor en la evaluación de gestión se da entre los votantes del FdT y los de JxC.

Finalmente, la encuesta concluye: «Los resultados de este estudio muestran con meridiana claridad que la grieta argentina es “profundamente emocional”, Cristina Kirchner y Mauricio Macri generan sentimientos de profundo e intenso amor y rechazo». Y cierra: «La gran tragedia sobre la que alertamos la constituye una evidencia central: la polarización pudo haber comenzado desde arriba (por las élites políticas) pero esta claro que se ha instalado y cristalizado abajo, en lo profundo de nuestra sociedad».

 

Qué es la polarización afectiva

Es entendida como polarización ideológica, política o partidaria. «El debate que se plantea es si dicha polarización está circunscripta a las élites políticas, intelectuales y mediáticas o si también se ha instalado en lo más profundo de la sociedad, generando ‘islas ideológicas’ contrarias entre sí en sus sistemas de creencias e impenetrables por la ‘isla ideológica’ antagónica», expresa el Estudio.

Según expresa el documento, se buscó abordar el tema de la polarización afectiva con un «énfasis diferente». «Consideramos que la polarización es primariamente emocional y genera un marcado sesgo en la construcción de los sistemas de creencias. La polarización emocional no se refiere a las divergencias con las propuestas políticas y los sistemas ideológicos que tienen los ciudadanos, sino a la animadversión que sienten hacia quienes no son parte de su colectivo, ya sea ideológico o partidista», consigna.

En tal sentido, la polarización emocional se define como «la distancia emocional entre el afecto/amor que despiertan quienes expresan nuestras mismas ideas políticas en contraposición con el rechazo profundo y visceral hacia quienes tienen actitudes y opiniones diferentes. Es decir, la polarización emocional representa una enorme grieta caracterizada por la presencia de sentimientos de profundo rechazo hacia los simpatizantes de ideologías, partidos o personas que no son ‘el nuestro'»

En este marco, puede llegar a tener efectos adversos para el buen funcionamiento de nuestras democracias porque:

. Deteriora la cooperación entre ciudadanos.
. Afecta a la confianza hacia las instituciones.
. Reduce la legitimidad de los gobiernos.
. La desconfianza y rechazo entre adversarios políticos puede incluso generar la parálisis o bloqueo de las instituciones.

 

*EP


Legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.


Comentarios