ChubutLine.com "Periodismo Independiente" - Noticias, política y un análisis de la realidad diferente - directora@chubutline.com - redaccion@chubutline.com



4 diciembre, 2021

Congreso del PJ Chubut: ¿El principio del fin o pura bijouterie?

Por Trivia Demir

 

«Decime que pretendes, y te diré con quien debes hablar…», decía un compañero

 

Hay procesos que nunca terminan o por lo menos no dejan que así sea. «La definición de locura, supuestamente dijo Albert Einstein, es hacer lo mismo una y otra vez y esperar un resultado diferente». Y alguien agregó «El gobierno peronista de Argentina parece encontrar esta simple regla tan desconcertante como otros encuentran la teoría general de la relatividad».

Así las cosas este fin de semana comenzó la reunión del Congreso Provincial del Justicilismo Chubutense en Comodoro, y con ello un reacomodo político provincial.  Qué nos depara la historia territorial, en gran parte depende de la vida partidaria de las principales fuerzas políticas, y el peronismo del General, el kirchnerismo, el fernandismo, el panperonismo y tantas otras líneas desalineadas pujarán por su existencia y certificado.

En ese marco, un dato no menor es que después de una hegemonía de 20 años, tanto el PJ como el provincialismo dasnevista perdió por paliza en las urnas este año.  Veinte años donde con boleta larga, con candidatos presidenciales, había habido un claro triunfo del justicialismo, en las sucesivas alianzas enroladas en el FPV. Mientras que en los turnos con boleta corta, sin “efecto arrastre”, siempre se impuso la fuerza provincial armada por Mario Das Neves, que al fin y al cabo también era de extracción populista. Pero esta vez, la gente dijo basta y optó por un ilustre desconcido y  por un sello de escasa construcción territorial bajo el sello de Juntos por el Cambio, que por ahora se alzó con la esperanza y el concepto de lo ‘menos peor’, que es como un halago besuquero con aliento a ajo, pero con el cuál el grueso del electorado estuvo chocho. El gran desafío peronista en Chubut es ahora ya no sólo cortarle el paso a los provincionalismos, sino truncarle la empinada al liberalismo que prendió nuevamente en territorio.

 

 

Expulsando el tapón de la renovación

 

 

Si hay un sabor a rancio, para seguir con el poder de los sentidos, ese es el del PJ el Valle. Para buena parte de los ‘compañeros’ si no hay cambios profundos a partir de los magros resultados de 2021, no hay futuro posible.

En diálogo con Cadena Tiempo, el congresal del PJ Chubut, Miguel “Coné” Díaz fue claro y contundente: habló sobre la reunión del Partido de este sábado, y se refiririó a que será la primera luego de las elecciones del 14 de noviembre. Díaz dijo que “vamos a pedir en el Congreso que todos den un paso al costado para descontracturar este peronismo, que está obstruyendo un proyecto ganador y una construcción más amplia. Voy a insistir con esta moción y veremos que piensan los compañeros y compañeras”.

La voz del pibe Díaz, lejos de representar el desparpajo de Condorito y flia, expuso un síntoma de la vida partidaria y no sólo en pandemia: la falta de aire y el exceso de tapabocas.

 

 

Que se vayan todos

 

 

El sector renovador no se agota con los emergentes o los grupines, hay mucha bronca dando vuelta. Dicen que si hay un grupo » dentro » del PJ que no se considera dentro del espacio hoy encabezado por Carlos Linares como presidente del PJ a nivel provincial es el Frente de Mujeres Justicialistas del Chubut.

Tal es así que han reclamado ser escuchadas o al menos » recibir» ,un llamado de parte de los referentes del PJ a cargo del partido, hecho que no sucedió ni en Las Paso, ni en Las Generales. Ese destrat´abrió una herida difícil de sanar sino es con participación y reconocimiento interno.

Tanto que por nota Erica Caminoa quien está al frente del proyecto desde el 2017 solicitó a “la dirigencia dé un paso al costado y renuncie a sus cargos partidarios». Además pretenden que se convoque “a elecciones internas con carácter de urgencia”.

 

 

Los capos se borran

 

 

En relación a la ausencia de las principales figuras del partido, el congresal opinó que “si no va a estar Linares, Papaiani y demás, no va a ser más que un grupo de autoayuda donde va a haber recriminación cruzadas y, si no están los responsables de esta catástrofe electoral mucho no podemos analizar. Cualquier definición o documento que salga de ahí no va a tener legitimidad política”.

Díaz, prosiguió con su batería de críticas y remarcó que, en la conducción del Partido “no hay intención ni vocación de dialogar o escuchar, solamente nos reunimos para cumplir con la demanda de la Carta Orgánica. Un Congreso partidario que se reúne una vez por año no tiene sentido”, dijo sin eufemismo. Toda una mala palabra para el comodorato regente.

 

Marcando la cancha con cal y maña

 

 

En otras latitudes no tan sanguíneas, con magros resultados y chillidos de las bases en puerta, los capos del sello no estarían dispuetos a abrir el juego en varias ciudades. De ahi las presuntas ausencias anunciadas de Linares y la cúpula.

Es una escena apenas, dicen. El Congreso Provincial del Partido Justicialista, que cuenta con 78 integrantes, accederá a un análisis. Nadie tiene claro si de sangre o de orina, pero que hay pocos oscultados hasta el momento, eso es así.

El Congreso será en definitiva un tanteo de huevera masivo, tras una derrota peligrosa. Para el Peronismo, la urna puede ser una caricia o un desaire, pero en cualquiera de los casos es sobre un alma sometida o por someter. Por eso se abordaría la última elección por arribita, y se formarían comisiones para bajar la espuma y de paso, mandato a los diputados sobre algunos temas que se consideran esenciales para las negociaciones constantes y sonantes como la zonificación minera y la posibilidad de habilitar reelección indefinida a intendentes y jefes comunales, que es en definitiva lo que los impregna de poder real. Lo demás, es una buena parte de parafernalia folcórica y otra de intentona. En el fondo profundo no habrá revisiones ni cambios. Es otra de las certezas provisorias de esta fin de semana.

Como sea, el primer llamado al Congreso será a las 10 de la mañana del sábado en el Parque Saavedra en Comodoro Rivadavia y habrá un segundo llamado a las 11. La idea es que no estén todos, pero sí los esenciales…

 

 

Las fichas de cambio

 

 

La puja por el sello, como se sabe, no tiene sentido sino es por los objetivos últimos, y según la agenda oficial: «Se pondrá en tratamiento, para resolución en un plazo corto, la posición en torno al proyecto de zonificación minera que está en la Legislatura», ratificó Arrechea. Esto implica que el trabajo de la comisión «sea de dos o tres meses aunque en el Congreso puede salir otra cosa», afirmó el presidente del Congreso, José Arrechea.

¿Cuál es el objetivo de tal posicionamiento orgánico-corporativo? Sin dudas las negociaciones de fondo que se disputan en temas cruciales para el sector privado y público. Según Arrechea «Los diputados afiliados al PJ están obligados a acatar las decisiones del partido». Un verdadero enunciado de uno de los que peina canas y maña.

Para la renovación, la idea es que ‘si empezamos así’, difícilmente se pueda encontrar consensos o la tan ansiada ‘unidad’ si no es sólo detrás de conveniencias personalísimas, que es por donde termina drenando el sumidero de imposiciones orgánicas.

A la par se sabe que este sábado se tratará «una iniciativa para autorizar mayores reelecciones a intendentes y jefes comunales (una reciente ley les puso límite), y el tema de la renta hídrica de Futaleufú que también es un proyecto del bloque en la Legislatura», afirman los que se aferran a la batuta.

La minería, el pato de la boda

 

 

Así como alguna vez fue la negocación sobre el petróleo lo que enardeció la interna peronista, pero también amansó protagonismos y reacomodó la dirigencia provincial, ahora parece ser el debate por la producción minera el catalizador de poder de turno. En el fondo, todos quieren ganar más en todos los sentidos: poder, decisión, dinero y protagonismo. Esa puja dominará los próximos dos años y posiblemente quien asegure producción, trabajo y proyecto sea el bendecido para el sillón de Fontana 50.

Eso lo tiene bastante claro el dirigente Camionero, Jorge Taboada, quien hizo especial énfasis en la importancia de la sanción de la ley que permite el desarrollo de la minería en Chubut para que “la gente tenga trabajo digno”.

Jorge Taboada, secretario general del Sindicato de Camioneros en Chubut, envió un claro mensaje a los diputados nacionales, y “en particular aquellos de extracción sindical”. A su vez, expresó que hay mucha gente que necesita trabajo y pidió que se debata el proyecto de zonificación. Esa posición será la que sostendrá en el partido con todo el peso del gremio que representa, y seguramenete en sintonía fina con otros sectores sindicales fuertes como UOCRA, Luz y Fuerza, Petroleros y UOM.

Por su parte, los hermanos Sastre también simpatizan con la posibilidad de abrir el juego productivo minero. Después de todo ellos administran una ciudad que ya posee producción metalífera y de áridos, además de otros recursos extractivos-recolectores como la pesca, y entienden del rol de la función habilitando primero y condicionando después. Esa posición del sastrismo dentro del PJ también se hará sentir.

Mientras que también tendrán fuerte presencia interna los sectores peronistas de Esquel y Trevélin que no quieren saber nada con la posibilidad minera y tampoco consideran la zonificación como alternativa para otros lugares.

Todas estas posturas, emergerán en el reacomodamiento del peronismo provincial, cuya organicidad quedará verdaderamente a prueba.

Danza de nombres

 

 

Desde que el recuento de los votos de las elecciones legislativas una gran mayoría comenzó a zafarse del encorsetado partidario lanzando una danza frenética de nombres que piden subir al escenario en 2023.

Sobre todo quienes representan a las principales ciudades de la provincia: En Trelew aparecieron pintadas con “Maderna Conducción” y hay un desfile de féminas listas para apelar al cupo; en Comodoro y otras partes de la provincia ya se leía el nombre de Juan Pablo Luque en banderas y paredones; y desde Madryn la pretención histórica del vicegobernador Ricardo Sastre no es ningún secreto. El tema es cuanto de todo eso forcejeo podrá aguantar la estructura partidaria, sin enfilar a la sexta derrota electoral consecutiva por la pendiente de las propias conspiraciones.

Consciente del desfile de nombres que se asoma en los próximos dos años, Arrechea no puso las manos en el fuego por nadie y aseguró que “hay que dejar que cada uno haga la campaña que crea que le conviene hacer y el tiempo que cada uno considere oportuno y dejar correr eso. Más adelante ver cómo se plantea el panorama, de última se determinara en una PASO”.

Remarcó, eso sí, que “lo que hay que ver es quién tiene vocación real de pertenencia”, y aunque no apuntó a nadie de manera directa, aseveró: “Todos los días hay que acreditar que estamos acá porque queremos estar, tenemos voluntad, nos vaya bien o nos vaya mal, y estamos convencidos en que es el instrumento que favorece al pueblo”.

 

 

El contexto nacional que apura

 

 

Finalmente el PJ Chubut deberá acomodar por lo menos un poco los tantos internos para poder aunque sea representar el sello en AMBA la próxima semana, cuando Máximo Kirchner, asuma el sábado 18 de diciembre la conducción del Consejo del PJ de la provincia de Buenos Aires, durante un acto que contará con la participación de todas las corrientes de la agrupación.

Fuentes del PJ bonaerense afirman que Máximo Kirchner “ya es presidente electo y está todo en regla» en materia legal, y que lo único que falta es que «asuma junto a todos los que forman parte del Consejo, con todas sus diferentes ramas, como de la mujer, sindicalistas y la juventud».

Por otro lado, desde la fuerza política explicaron que la elección interna que estaba prevista para el domingo 19 de diciembre, y que se suspendió y se pasó para el 27 de marzo, se limitará a la renovación de integrantes del congreso del partido, al igual que la definición de los nombres de los consejos locales de los 135 municipios bonaerenses.

En los primeros meses de 2021, el PJ del distrito más poblado del país inició su renovación de autoridades como paso previo a la conformación de las listas de candidatos a diputados nacionales, legisladores provinciales y concejales que competirían en las elecciones de este año.

El 19 de junio pasado, en un momento complejo de la pandemia y con medidas de prevención para evitar contagios, el justicialismo de la provincia de Buenos Aires realizó un congreso multitudinario de carácter virtual que avaló la elección del jefe parlamentario del FdT en Diputados como nuevo titular del Consejo del partido.

A pesar de que todavía no asumió, Máximo Kirchner actúa y es reconocido por los intendentes y el resto de los dirigentes del peronismo como el líder y presidente del PJ de la provincia de Buenos Aires, y por supuesto evalúa con absoluta autoridad la situación partidaria en todas y cada una de las provincias como el ojo avizor de Cristina en acción.

El planeta donde deberá orbitar cuidadosamente el PJ Chubut está plagado de asteroides en los 24 meses que se avecinan, y donde el principal desafío será posiblemente sostener intacta la alianza electoral del Frente de Todos con todos adentro. Un cimbronazo de empoderamientos que no deja de afectar la gobernabilidad y el día a día de todos.

En fin, al fin y al cabo, como decía John William Cook, «el peronismo es el hecho maldito del país burgués». Habrá que ver…


Legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.


Comentarios